Página 16 - C

Versión de HTML Básico

Comisión de Ética en la Investigación Experimental 
Vicerrectorado de Investigación y Desarrollo Tecnológico 
12
6.9
LOS CURRICULUM VITAE DEBEN IR FIRMADOS 
En la elaboración del Curriculum Vitae personal, el autor/a es responsable de la 
veracidad de su contenido. En este sentido debe firmar (manual o electrónicamente) 
el documento del currículo que se facilita. Cuando se trate de un currículo colectivo, 
es suficiente con que vaya firmado por la persona responsable de la solicitud.  
7
PRÁCTICA DE LA REVISIÓN POR PARES 
7.1
CONCEPTO DE REVISIÓN POR PARES (O PEER REVIEW) 
Bajo esta denominación se entiende todo encargo personal recibido en condición de 
persona experta o similar, para efectuar una determinada evaluación, examen o 
crítica, ya sea en relación con un documento enviado para su eventual publicación, 
una memoria para la que se solicita una subvención individual o colectiva, un 
protocolo clínico o experimental objeto de examen por un comité ético o un informe 
consecuencia de una visita a un laboratorio o centro in situ. 
7.2
CONFLICTOS DE INTERESES 
Las revisiones deben ser objetivas, es decir, basadas en criterios científicos y no en 
criterios de opinión e ideas personales. Hay que rechazar una revisión si existen 
conflictos de interés (por ejemplo, cuando existe una vinculación directa con los 
autores/as o cuando se compite estrechamente con ellos/as) o la persona invitada no 
se considera lo suficientemente preparada para la revisión. 
7.3
USO Y DESTINO DE LA DOCUMENTACIÓN PARA LA EVALUACIÓN 
Los informes y escritos sujetos a revisión son siempre información confidencial y 
privilegiada. En consecuencia, esta documentación:  
a) No puede ser empleada en beneficio de la persona que efectúa su revisión hasta 
que la información haya sido publicada 
b) No puede ser compartida con ningún otro colega si no es por motivos puntuales o 
si no se dispone de permiso explícito del editor o de la agencia de investigación 
c) No puede ser retenida ni copiada a menos que lo permitan los responsables del 
proceso editorial o de la agencia. Lo usual es que el material se destruya o bien se 
devuelva una vez terminado el proceso.